Abrisud presenta su nueva colección de cubiertas para particulares y campings en la 79 Feria de Muestras de Valladolid

  • El ahorro energético, la seguridad de los niños y la salud son los motivos clave para instalar una cubierta de piscina

  • Una cubierta de piscina reporta un ahorro del 50% en las facturas de agua, climatización y productos de limpieza

  • Una cubierta de piscina también eleva del 20% al 30% la tasa de ocupación de los campings u hoteles, según un estudio de Abrisud

Cada vez más, la piscina se convierte en un espacio de ocio para las familias con niños, así como para aquellas personas que por motivos de salud necesiten nadar frecuentemente. De ahí, que los propietarios de una piscina busquen elementos innovadores, como las  cubiertas, para disfrutar del baño prácticamente los 365 días del año, sin importar el mal tiempo.

Este tipo de diseños adelantan un mes la temporada de piscina y la prolongan otro mes hasta bien avanzado el otoño, para que, por ejemplo, las personas con problemas físicos o de salud que requieran nadar diariamente lo puedan hacer durante todo el año.

Entre las razones por las que las familias optan por estas instalaciones está que una cubierta de piscina eleva de manera natural entre seis y ocho grados la temperatura del agua, lo que supone un importante ahorro del 50% del consumo hídrico, de climatización y mantenimiento. Sobre todo en otoño, se aconseja el uso de cubiertas para evitar la contaminación del agua con hojas, polen o insectos y ahorrar también en productos de limpieza. En invierno, las piscinas vacías o heladas, sin ninguna protección, producen un elevado gasto de mantenimiento a la hora de ponerlas en funcionamiento en primavera. De ahí que el uso de una cubierta de piscina sea la mejor opción.

Seguridad infantil

Otro de los motivos por las que se opta por una cubierta de piscina es que es el elemento más eficiente de seguridad infantil, por encima de vallas, lonas o alarmas. El 91% de los propietarios de piscina así lo afirman, según una encuesta IPSOS realizada en Francia. Todas las cubiertas de Abrisud garantizan una total protección contra accidentes. Ningún niño puede acceder a la piscina con la cubierta cerrada. Los módulos fijados al suelo necesitan dos acciones simultáneas, imposibles de manipular por un menor.

Una trampilla de acceso con dispositivo de bloqueo doble (tirar y girar) también evita que los chavales puedan bañarse sin el permiso de sus padres. Asimismo, las cubiertas Abrisud soportan 45 kg por metro cuadrado; es decir, mucho más del peso de un niño de cinco años.

Cubiertas para grandes superficies: Aumento rentabilidad.

Los campings con piscina al aire libre buscan soluciones innovadoras que faciliten a sus clientes disfrutar del baño prácticamente en todas las estaciones e incrementar el número de reservas más allá de los meses de verano.

Una cubierta de piscina es el elemento idóneo para aumentar la rentabilidad de estos establecimientos turísticos. Una cubierta de piscina eleva el 20% la tasa de ocupación de los campings el primer año y hasta el 30% el segundo año, según un estudio de investigación de mercado del grupo Abrisud de 2011 a 2013, entre más de 70 campings de España, Francia y el resto de países en los que opera la empresa.

Los campings con áreas de baño al aire libre, que cuenten con cubiertas de piscinas, aumentan así los ingresos de sus instalaciones al evitar el elemento de estacionalidad y las cancelaciones de última hora por el riesgo de mal tiempo.

“Un camping con piscina cubierta capta un mayor número de clientes, sobre todo, familias con hijos. Permite aumentar la ocupación desde las vacaciones escolares de abril hasta la temporada de puentes en octubre”, explica José Manuel Baraibar, Delegado Comercial de Abrisud en la zona.

Abrisud, fabricante líder europeo de cubiertas de piscina, dispone de diseños innovadores, versátiles en estructuras de aluminio y madera laminada de grandes dimensiones. El grupo Abrisud está presente en más de 11 países europeos. Una de cada dos cubiertas que se instala en Europa son de Abrisud. El grupo destina más del 3% de su facturación a I+D, siendo líder en patentes del sector, con al menos tres innovaciones registradas cada año.

79 EDICIÓN DE LA FERIA INTERNACIONAL DE MUESTRAS DE VALLADOLID:

Compras y actividades de ocio para todas las edades conformarán la estructura principal de la Feria Internacional de Muestras de Valladolid, que este año se celebrará del 31 de agosto al 8 de septiembre. En la Feria de Muestras tienen cabida las más diversas actividades comerciales. Más de 360 expositores dedicados a la fabricación, distribución y venta de artículos y servicios de toda índole. Sectores como automoción, industria del mueble, artesanía, alimentación, caravaning, textil, decoración, materiales de construcción, menaje, juguetes, belleza, energías renovables, instituciones públicas, turismo, etc. están presentes en este certamen mutisectorial.

La Feria se celebrará desde el sábado 31 de agosto hasta el domingo 8 de septiembre, en horario ininterrumpido de 11.30 a 21.00horas.

Localización ABRISUD en la Feria de Valladolid: Pabellón 2/ Stand 221.

Para información adicional contactar con:
Mónica Moyano (
661 472278) – David González (606 635 309)
monica@coveritmedia.com/ david@coveritmedia.com